Ventajas de Crear Una Sociedad Anónima en Panamá

Desde la sanción de la Ley 32 en el año 1927, las sociedades anónimas panameñas gozan de amplios beneficios que las convierten en un instrumento legal sumamente atractivo para quienes desean no sólo pagar menos impuestos legalmente sino también proteger sus activos.

 

Temas en este Articulo

Exención del Pago de Impuestos en Panamá siempre y cuando la sociedad opere offshore. 

Confidencialidad de los Accionistas.

Protección del Patrimonio.

Rápida Constitución.

 

EXENCIÓN DEL PAGO DE IMPUESTOS EN PANAMÁ PARA SOCIEDADES OFFSHORE

 

Las ganancias alcanzadas por una sociedad offshore en Panamá están exentas del pago de impuestos siempre que hayan sido obtenidas fuera del territorio de la República.

Detallado en el Artículo 694 del Código Fiscal, este principio de territorialidad consiste en que las sociedades pueden realizar, organizar y dirigir actividades desde una oficina en Panamá, pero las ganancias resultantes de dichas operaciones estarán exentas de impuestos siempre y cuando no ingresen al territorio nacional, es decir, cuando se trate de transacciones que se perfeccionen, ejecuten o surtan sus efectos en el exterior.

De esta manera, Panamá es reconocida internacionalmente por las amplias ventajas de sus leyes fiscales que exoneran a estas sociedades offshore del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), impuestos sobre propiedades en el extranjero, impuestos sobre capital de acciones e intereses ganados en depósitos bancarios, impuestos por la emisión de las acciones nominativas o al portador, impuestos de sucesiones y sobre dividendos obtenidos fuera del país y cualquier impuesto sobre las ganancias.  El único impuesto o tasa que abona la sociedad anónima panameña es la Tasa Única Anual, es decir, el impuesto anual de sociedades cuya fecha límite de pago dependerá del mes de inscripción en el Registro Público.

CONFIDENCIALIDAD DE LOS ACCIONISTAS

Confidencialidad sobre la identidad de los propietarios de las acciones ya que sus nombres no se registran en ninguna oficina pública, sólo en el libro de acciones de la sociedad.

Las sociedades anónimas panameñas conformadas por acciones nominativas o al portador, garantizan la absoluta confidencialidad de la identidad de sus propietarios ya el certificado de acción no se encuentra registrado en ningún documento o institución publica,  de esta manera, las sociedades anónimas se convierten en un gran refugio para la protección del patrimonio personal ya que esta empresa no sólo puede ser dueña de toda clase de activos permitiendo resguardar la identidad de sus propietarios sino que además mantiene una estricta confidencialidad respecto a las transacciones comerciales y bancarias.

PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO

La sociedad anónima panameña es un instrumento legal que permite proteger su patrimonio de posibles reclamos o demandas.

Debido a que esta sociedad puede ser propietaria de cualquier tipo de bienes o activos, las sociedades anónimas se convierten en un recurso legal frecuentemente utilizado para resguardar las viviendas y cuentas bancarias de demandas de gobiernos o litigios por divorcio, negligencia profesional, demandas de socios, incumplimiento del contrato, reclamos de acreedores, entre otros. De esta manera, se mantiene en absoluto anonimato quién es el propietario de las acciones y por lo tanto, de estos bienes muebles o inmuebles.

Este fuerte grado de protección de los activos también incluye la participación en transacciones bancarias y comerciales realizadas a través de esta empresa ya que Panamá posee la más estricta Ley de Secreto Bancario por la cual las entidades financieras deben proteger rigurosamente los datos personales y bancarios de sus clientes pudiendo revelarse sólo en caso de que una orden judicial exprese pruebas irrefutables de que su titular esté involucrado en un acto ilícito de gravedad siendo castigados con inhabilitación, multas o encarcelamiento en caso de no cumplir con la normativa vigente.

 

MÍNIMOS REQUISITIOS PARA SU CONSTITUCIÓN

Se estima que una sociedad anónima en Panamá puede constituirse aproximadamente en  7 o 8 días laborables.

Este ágil proceso de constitución se debe a que no sólo exige la entrega de un mínimo de documentación sino que además no se requiere obligatoriamente que las personas que desean constituir esta sociedad estén presentes en Panamá para iniciar el trámite ya que basta con que sólo dos personas suscriban el Pacto Social. Para ello generalmente se designan a dos abogados panameños miembros de Delvalle & Delvalle. 

Por otro lado, este rápido y simple procedimiento se encuentra aún más favorecido por los requisitos mínimos solicitados respecto a los tenedores de las acciones. Para su constitución se requiere un único accionista. Los directores de la empresa así como sus accionistas pueden ser de cualquier nacionalidad sin que se requiera residir en Panamá mientras que las juntas directivas o de acciones pueden ser realizadas en cualquier país del mundo ya sea de manera online, telefónica o personalmente.

Esta flexibilidad convierte a Panamá en un verdadero destino de interés para quienes desean disfrutar de los beneficios fiscales y normativos de este país que ha sabido respaldar su reputación mundial a través de una plena estabilidad económica, jurídica y política. país en donde usted resida.

Para examinar su caso en detalle programe una cita con nuestros abogados.

CaracterísticasImpuestos

Mas de 10 años de experiencia asesorando a clientes de todo el mundo.

10 años de experiencia
Footer Delvalle & Delvalle logo

Dirección

Ave. Aquilino de la Guardia. &
Calle 47, Bella Vista
Edif. Ocean Business Plaza
(Banesco Tower)
Piso 12, Oficina 1203 Floor
Panama, Rep. Panama.

Teléfonos

+507-390-2890
+507-203-0697